domingo, 15 de septiembre de 2013

Quien perdona...

RACING C. DE FERROL - CORUXO F.C. (0-0)
No pudo ser. Perdonar ocasiones conlleva una ley futbolística más vieja que la pelota. El Racing fue muy superior en el primer tiempo, dominante, posesivo y ambicioso pero solo faltó el gol, que es lo que cuenta para ganar y sumar. Eso va por rachas y por categorías. Unas veces haces mucho y no entra nada y otras ocurre al revés. En el 2º período el Coruxo se apretó la tuerca defensiva y se hizo impenetrable, incluído su portero. Todos de diez en el atrás olívico. Pero además el Racing se atascó, no estuvo tan fluído, y aún así las tuvo para ganar. Al final hubo que conformarse con un empate, premio al trabajo defensivo vigués y escaso botín a las ganas de un Racing que fue de más a menos pero que lo dio todo por la victoria. Nota: el centro del campo sigue sin aparecer. No es normal que tengan que ser Antonio o Forte los que la saquen para "crear" (o mandársela a Manu). ¿Dónde -o a qué- está Dani Rodríguez? Bien por banda derecha tanto el torpedo ortigueirés Marcos como el pequeño torpedo coruñés Vela, pero falta remate. O mejor dicho, explosión en las puertas contrarias. La U.D. Logroñés salió viva y el Coruxo F.C. también. Y falta un poco de tiro a puerta, y más presión al rival para robar. Detallitos, filamentos, flecos, cositas, que sumadas explican por qué el Racing no tiene ahora nueve puntos por lo menos. El Racing hoy bien, pero con márgen de mejora. Un punto es un punto y una rosa es una rosa, pero debieron quedar los tres en casa. Como contra la U.D. Logroñés (¡ay, esas ocasiones perdidas tan claras!). El fútbol (y la 2ª Div. "B") es así. Desde siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario